✈️ Envíos nacionales GRATIS - Precios en pesos mexicanos MXN 🇲🇽 Free international shipping over $35 USD 🌏 Prices in national currency MXN

UNA VOZ INTERNA


De repente te detienes en el camino y escuchas a tu voz interior decirte: “Atrévete”.

Atrévete a ser diferente y no pensar como los demás, basta de resignarte o conformarte con una vida común.
Entonces comienza tu despertar...


Te das cuenta que llegó el momento de dejar de esperar y esperanzarte por los cambios, la felicidad, la seguridad o la protección que van a venir a tu encuentro alguna vez y los creas tu mismo. Comienzas a escribir tu propio camino. 
Te atreves a ser tú, incluso en contra de los demás, te deslindas de cualquier apego, nadie es dueño de nadie, comprendes que la felicidad no se adquiere por estar junto a alguien, sino haciendo feliz a alguien. Optas por que tu vida sea natural, sin cambios forzados por la sociedad. Te das cuenta de que la manera en que te ves a ti mismo y al mundo que te rodea es el resultado de todos los mensajes y opiniones que implantaron en tu mente y comienzas a transformarlos. Durante este proceso, una sensación de serenidad nace de la aceptación. Aceptar lo que naturalmente eres.  Caes en la realidad de que no eres perfecto y que los demás no siempre van a amar, apreciar o aprobar quién eres, y eso también lo respetas. Paras de criticar y juzgar. Aceptas a la gente tal como es. Aprendes a ser agradecido y es que la vida te da más de lo que puedes notar. Disfrutas el día a día y sonríes desde adentro, te aferras tan solo al presente y aprendes que lo único con lo que cuentas es con lo inesperado.

Te vuelves independiente, incluso de ti mismo, llega el momento en el que te das cuenta de que la mente no es tu mejor amiga y la cambias por la conciencia. Comienzas a sostenerte y a cuidarte… y en el proceso nace la confianza.
Avanzas abriéndote a nuevos mundos y puntos de vista. Empiezas a redefinirte y estimar quién y qué eres, y para qué estás aquí. Aprendes la diferencia entre desear y necesitar, y de a poco descartas doctrinas y principios que nunca debiste haber adoptado. Y en el proceso inicia el auto conocimiento. 

Dejas de maniobrar atravesando la vida como un mero consumidor.
Aprendes que principios como honestidad e integridad no son ideales obsoletos de una era pasada, sino cimientos que sostienen la fundación a partir de la que debes construir tu vida.
Te atreves a poner límites y decir no.
Aprendes que la única cruz a cargar es la que tu elegiste llevar. 
Aprendes cómo amar, cuanto dar en el amor y cuándo alejarte. 
Aprendes que no vas a ser más hermoso, más inteligente, más adorable o importante por la mujer o el hombre que va de tu brazo o el niño que lleva tu nombre. 
Te das cuenta de que siempre mereces ser tratado con amor, cuidado, sensibilidad y respeto… y no vas a aceptar menos que eso.
Aprendes que tu cuerpo es tu templo y te dedicas a cuidarlo.
Atraviesas tus miedos porque sabes que puedes superar lo que suceda, y porque rendirse al miedo es rendirse a tu derecho de vivir la vida en tus propios términos.
Aceptas los malos momentos, sin caer en melodramas y notas que no pasa nada, que sólo es la vida sucediendo.
Aprendes a lidiar con lo malo en su más primario estado: el ego. Que sentimientos negativos como el odio, la envidia y el resentimiento deben ser entendidos y redirigidos, o sofocarán tu vida, envenenando el universo que te rodea.

Aprendes a admitir tus equivocaciones y a construir puentes, no paredes.
Aprendes a ser agradecido y a disfrutar de cosas que no tomamos en cuenta.

Finalmente, con amor en tu corazón y la fe de tu lado, te pones de pie, avanzas y comienzas a diseñar la vida que quieres vivir, siempre de la mejor manera posible.



 

 

0 comentarios

  • ¡Su comentario se ha compartido con éxito! ¡Gracias!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados